El psicólogo Doug Weiss, norteamericano, director del centro de consejería familiar Heart to Heart (www.drdougweiss.com), es el autor de varios libros de ayuda para la vida matrimonial, entre ellos The 7 Love Agreements (Los 7 acuerdos del amor) en el que propone a los matrimonios tomarse en serio su relación y apostar por ella con fuerza tomando el firme propósito de cumplir con siete acuerdos básicos que los protegerán de la ruptura y del desamor.

Weiss los presenta así: “Estos siete acuerdos os abrirán a una mayor intimidad entre vosotros y con Dios. Estos acuerdos de amor no garantizan resultado inmediatos, pero nos lanzan en un proceso de mejorar la relación. El proceso funciona mejor cuando esposa y esposo optan juntos por ellos. Pero un cónyuge por su cuenta puede hacer estos acuerdos por si solo como una forma de acercarse más a su pareja. Estos acuerdos de amor no son promesas para hacer una sola vez en la vida. Como seres humanos, tenemos que ser pacientes y amables. Es mejor repasarlos y renovarlos frecuentemente. Día a día construirán amor verdadero e intimidad”.

Los 7 acuerdos del amor

1. Fidelidad: Seré fiel a mi cónyuge siempre, en toda circunstancia

2. Paciencia: No intentaré cambiar las cosas de mi cónyuge que no me gustan, pero yo sí modificaré aquellos de mis hábitos que molestan a mi cónyuge

3. Perdón: Cuando haya ofendido a mi pareja, rápidamente pediré perdón. Y yo perdonaré sus ofensas en mi corazón incluso antes de que me lo pida.

4. Servicio: Me anticiparé a las necesidades emocionales, espirituales, físicas y materiales de mi cónyuge y haré todo lo que pueda para satisfacerlas.

5. Respeto: No hablaré ni actuaré de formas que pongan en ridículo o avergüencen a mi cónyuge.

6. Amabilidad: Seré amable con mi pareja, eliminando cualquier rasgo de acritud en mi comportamiento y palabras

7. Celebración: Apreciaré los dones de mi pareja y sus atributos y los celebraré personalmente y también públicamente.
“Cuando entiendes los acuerdos de amor, te das cuenta de que puedes tomar decisiones de corazón que te orientan a actuar de forma más cristiana con tu esposo o esposa”, explica Doug Weiss.

Pueden parecer objetivos muy ambiciosos, muy elevados, pero Weiss explica que “al menos, al intentarlo, irás en la dirección correcta”. 

Un ejemplo: en vez de un grito, una nota cariñosa
Pone un ejemplo de como un marido puede ser amable y paciente. Quizá su esposa está hablando por teléfono con su hermana mientras es la hora de acostar a los niños y estos se portan mal porque quieren que venga mamá como es habitual. En vez de gritar o poner la mirada de “cuelga de una vez el teléfono” puede pasarle una nota con una expresión suave: “tus hijos te quieren para sus abrazos especiales de buenas noches”. Él no opta por regañarla a ella, y ella no responderá molesta con un “aguántate un rato y encárgate de ellos”.

Más allá de los casos concretos, que cambiarán de casa en casa, la clave está en empezar un camino decidido de amar intencionalmente. “Empezarás a encontrar formas de mejorar, y eso dará una dinámica nueva a tu matrimonio”.

(Ref. religionenlibertad.com)