Con el horizonte puesto en el final del curso y la preparación de los exámenes se hace necesario dar un impulso final para acabarlo satisfactoriamente. Es por ello que este fin de semana en el que empezamos este decisivo mes de mayo, hemos estado en Ronda estudiando. El plan era muy simple, preparar los próximos exámenes y apretar el paso para llegar al ritmo necesario al final del curso. Además de esto hemos cada día hemos tenido un rato para visitar la ciudad y algunos alrededores.
El sábado iniciamos nuestro plan de estudio. Nuestro campamento base era el club Guadalevín en Ronda. Nos repartimos los encargos para funcionar correctamente durante nuestra estancia: turnos de cocina, orden, etc. Aquí la veteranía en estas actividades de Isidro y Alessandro se hizo notar, sobretodo a la hora de organizar las comidas. Los dos días siguientes hicimos un plan similar y acompañamos los ratos de estudio con alguna visita por Ronda, donde visitamos algunos de sus principales monumentos. También pudimos hacer una rápida escapada  a la antigua ciudad romana de Acinipo, a pocos kilómetros de Ronda.
Un plan sencillo para estos tres días, que junto con algunos ratos de tertulia nos hicieron disfrutar y aprovechar este puente de mayo.